Skip to content

Cocina

Los millennials y la cocina

Los millennials y la cocina

Un cuarto de los millennials en el mundo no saben cocinar, ellos pasan más de 20 minutos en l cocina tratando de preparar un plato sencillo y la mayoría prefiere gastar su dinero en comida rápida, pero ¿a qué se debe este hecho? ¿Es algo social o cultural? Aquí tenemos algunos argumentos que creemos posibles para este hecho.

Muchos de los  millennials son incapaces de pasar una semana cocinando comida típica como spaguettis, arroz, pollo o carne y un cuarto de esta población admite que no tiene ningún interés en cocinar. A pesar de que existen muchos programas de tv de cocina y muchas aplicaciones para sus smartphones, de las cuales son usuarios, muchos lo intentan por primera vez y si no les resulta se dan por vencidos, otros simplemente quieren cocinar en ocasiones especiales o para impresionar a alguien. Esta generación  alega que es debido a su ajetreado estilo de vida y que muchos de ellos pasan tiempo suficiente en casa de sus padres y no tienen la necesidad de aprender a cocinar.

Algunos ni siquiera saben el nombre de los ingredientes ni para que se utiliza cada uno, o el sabor que pueden tener en la preparación de la comida, lo que lleva a muchos a ser inútiles o incapaces de preparar algún plato en especifico por más sencillo que este sea. Esta generación millennials está preparada para desarrollar un software, diseñar estrategias y ganar dinero, pero no saben cómo hacer crecer una planta de albahaca o ni plantar cualquier tipo de árbol.

Un 80%  opina que cocinar en casa es algo saludable y una buena manera de vivir, otro 70% opina que les encanta cocinar para otros, pero en lo que respecta a términos de confianza en sus habilidades, este porcentaje es muy deficiente.

El 54% de esta población visita algún restaurant por lo menos una vez a la semana, cuando los jóvenes de la generación X tenían un porcentaje del 43%, vemos como a medida que aumentan las generaciones , el hecho de no cocinar o no saber cocinar se vuelve mucho más alto. El cocinar se ha vuelto más un hobby que una necesidad en particular.

Parte del hecho que muchos no saben cocinar, se debe a que muchas mujeres han entrado al ámbito laboral, muy pocas personas de la generación millennials se ha quedado en su casa con sus padres para aprender a cocinar, además la matricula de estudiantes en asignaturas como “ciencias de la familia y consumidor”, también conocida como economía domestica ha disminuido un 40%.

Muchas compañías de comida están al tanto de este hecho, por ende han creado nuevos productos fáciles de hacer en los cuales tienen las instrucciones paso a paso para prepararlos, por ejemplo, existen muchos postres de fácil preparación como los brownies, los cuales vienen como un polvo en una caja y traen sus instrucciones, no se les resulta complicado porque lo único que deben hacer es mezclar con agua o leche y hornearlos.